«Esta reunión la veo como una previa de la que vamos a celebrar en junio», «cuando habrá más información disponible», ha apuntado Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE). Posteriormente, el banquero central ha manifestado que está listo para actuar con rapidez si fuera necesario. Y ha reiterado la unanimidad del Consejo de Gobierno para llevar a cabo medidas no convencionales «si fuera necesario»

Y es que ayer se cumplieron las previsiones y el BCE ha mantenido los tipos en el nivel más bajo de su historia, el 0,25%. A su vez, la tasa de los depósitos a un día, también se ha mantenido en el 0%.

El banquero central ha comenzado la rueda de prensa tras esta reunión que se ha celebrado enBruselas, indicando que espera un periodo muy prolongado de baja inflación, seguida por un movimiento gradual al alza. Algo que ha definido, se produce «cuando el riesgo de desanclaje de las expectativas de deflación aumentan. «Cuando más largo sea el periodo, mayores son los riesgos», ha dicho.
See on www.expansion.com